En Inglés | SOBRE | Prioridades | CONTACTO | DONA AHORA

Prioridades

Durante toda mi carrera he luchado por las familias trabajadoras, por la educación pública, las empresas pequeñas y por los consumidores, no quiero parar ahora. Este es el lugar donde podrás conocer más sobre mis prioridades y mis posiciones sobre los asuntos que debe tratar el Congreso. Por favor contáctame si tienes preguntas y comparte tus ideas conmigo.

Para asegurar un futuro económico próspero debemos:

Invertir en infraestructura: Es tiempo de reconstruir nuestra economía reconstruyendo el país. Apoyé el paquete de leyes de transporte de 5 años que el congreso aprobó en Diciembre del 2015, pero el trabajo aun no ha terminado. Continuaré defendiendo las inversiones en infraestructura de largo plazo, lo cual hace que ciudadanos de Oregon y los Americanos en general puedan volver a tener empleo construyendo y manteniendo caminos, puentes, sistemas de agua, colegios y la red eléctrica. Al remodelar edificios e incrementar la eficiencia energética, podemos crear más trabajos, ahorrando energía y dinero. También me comprometo a seguir construyendo la economía revitalizando la manufactura Americana e incrementando las oportunidades de exportación de los bienes producidos en los Estados Unidos.

Incrementar el acceso al capital para la pequeña empresa: Mi primer trabajo fue en el pequeño negocio de mi madre, conozco de primera mano lo importante que son éstos negocios para nuestra economía. Para muchos Americanos, el tener su propio negocio exitoso es el camino a lograr el Sueño Americano. Cuando fui legisladora del estado presenté y logré la aprobación de leyes que ayudaron a las pequeñas empresas a acceder a financiamiento para que puedan crecer, crear fuentes de trabajo e incrementar sus negocios. El gobierno federal también puede estimular esos esfuerzos apoyando a la pequeña empresa. He continuado mi trabajo en el Congreso trabajando en legislación como la Ley de Mejora de Préstamos para la Pequeña Empresa, la cual expande las oportunidades para las pequeñas empresas dándoles mayor acceso al financiamiento para que así puedan crecer y progresar.

Fortalecer la educación pública: La clave para la recuperación económica y el corazón de nuestra democracia es un sistema robusto de educación publica. Debemos dejar de ver a la educación como un ítem del presupuesto que puede ser reducido cuando los tiempos se ponen difíciles; es por eso que mejorar la educación es un tema crítico de largo alcance para poder asegurar nuestro futuro económico. Debemos empoderar a las escuelas para que den a los estudiantes la educación que ellos necesitan para así lograr el éxito en una economía global competitiva. Pulsa aquí para conocer más sobre mis esfuerzos en el fortalecimiento de la educación y para preparar a nuestros niños a los trabajos del futuro.

Apoyar a los trabajadores y reconstruir la clase media: Debemos hacer mucho más para reconstruir y lograr el crecimiento de la clase media Americana. Lamentablemente los derechos de los trabajadores, el derecho a organizarse, y la ley Davis-Bacon han sido atacadas demasiadas veces en los últimos años. Estoy comprometida con los derechos de los trabajadores y seguiré defendiendo esos derechos en el Congreso. Para tener una clase media próspera en nuestro país es importante preservar los derechos de los sindicatos.

También se deben revisar con detenimiento las políticas de los sitios de trabajo, las cuales no han estado a la par de la cambiante fuerza laboral. Estas políticas afectan desproporcionadamente sobretodo a las mujeres, quienes continúan siendo las principales cuidadoras primarias de la nación. Como miembro del Congreso y como madre, estoy comprometida a aprobar políticas que apoyen a los trabajadores y sus familias y que fortalezcan la economía para todos.

Permisos pagados: Hoy en día las condiciones laborales permiten que sólo algunas personas puedan darse el lujo de tomarse un tiempo en sus trabajos para cuidar a un bebé recién nacido o cuidar de los enfermos. Somos el único país industrializado donde los permisos pagados no son, de alguna manera, indefectibles; lo cual pone en situaciones imposibles a muchos padres y cuidadores que tienen que elegir entre un bebé, o un ser querido enfermo y la necesidad de poder recibir su salario. Estoy orgullosa de haber sido una de las legisladoras que propuso la Ley FAMILIA, la cual podría otorgar hasta12 semanas pagadas para los trabajadores que deben cuidar a un bebé recién nacido, a un niño adoptado, a algún familiar enfermo, o para recuperarse de una enfermedad. Si otros países tienen permisos pagados, Estados Unidos también lo puede tener. No sólo es correcto tener permisos pagados para las familias , sino que también es bueno para las empresas. Empleadores de todos los tamaños, como Intel o Laughing Planet Cafe, otorgan permisos pagados. Los permisos pagados y otras políticas sensibles a las necesidades familiares ayudan a las empresas en el reclutamiento y la retención, con empleados más saludables, más contentos y más productivos.

Cuidado de niños accesible: En Oregon, el costo del cuidado de niños infantes es el cuarto más alto del país, y el quinto más alto para niños menores de cuatro años. Tenemos más niños con la necesidad de ser atendidos que lugares disponibles para hacerlo, lo cual incrementa aun más los precios. El cuidado de los niños constituye una gran parte del salario familiar. Debemos hacer mucho más para poder ayudar a los padres trabajadores. He presentado una resolución para llamar la atención y mostrar los desafíos que enfrenta Oregon y la nación, y he propuesto soluciones que mejorarán la calidad del cuidado que merecen nuestros niños. Debemos contar con políticas que den la oportunidad a todos los Americanos de crear una vida mejor para sus hijos.

Seguridad en la jubilación: Durante décadas los trabajadores lograron seguridad en la jubilación a través de la combinación de pensiones otorgadas por sus empleadores, ahorros personales y Seguridad Social. Sin embargo, hoy en día son cada vez menos los empleadores que proveen de planes de retiro/jubilación a sus trabajadores. De hecho, hay más de 68 millones de americanos trabajadores cuyos empleadores no les ofrecen ningún tipo de plan de ahorro y jubilación. Necesitamos nuevas formas de proveer a los trabajadores seguridad en la jubilación, esta es la razón por la cual propuse la Ley Americana de Cuentas de Ahorro. Esta legislación, que está basada en programas similares de Oregon y California, podría proveer a cada trabajador Americano, que no tiene acceso a un plan de ahorros financiado por su empleador, con su propia Cuenta de Ahorros Americana (ASA), que sería personal, y un plan de ahorro para la jubilación previa a impuestos.

Pago igualitario por trabajo igual: Las mujeres constituyen más de la mitad de la fuerza laboral de los Estados Unidos, sin embargo con demasiada frecuencia ganan menos que sus colegas hombres por el mismo trabajo. Esto es un ultraje, una gran ofensa para todas las mujeres Americanas que trabajan duro, esto debe terminar. Es hora de que el Congreso apruebe una ley más contundente que logre Paga Igualitaria, que castigue a los empleadores que pagan sistemáticamente menos a sus empleadas mujeres. Las mujeres merecen recibir igual paga por hacer el mismo trabajo!

Conectar a los community colleges e instituciones de entrenamiento laboral con empresas locales: Nuestros community colleges y programas de entrenamiento laboral deben trabajar con empleadores locales para que aquellos que buscan trabajo tengan la educación que necesitan para los trabajos que están disponibles. Como miembro del Comité de Educación y Fuerza Laboral propuse leyes para apoyar alianzas entre empresas pequeñas con programas de desarrollo para la fuerza laboral y community colleges, para que así los trabajadores tengan las habilidades que los empleadores locales necesitan y valoran. Este concepto se convirtió en parte de la Ley de Oportunidades para la Fuerza Laboral e Innovación, el cual fue aprobado y firmado como ley por el Presidente Obama en el 2014.

Fortalecer la Educación para nuestros Niños y prepararlos para los Trabajos del Futuro

Mi hijo más pequeño nació el año en que la Medida 5 fue aprobada en Oregon, la cual redujo el financiamiento a las escuelas de manera drástica. Cuando mis dos hijos entraron a la escuela pública, me convertí en una voluntaria activa y vi las consecuencias que los recortes de presupuesto tienen en nuestros hijos. Alternativamente, también vi la ventaja de las clases con números reducidos de alumnos que puede ofrecerse cuando las escuelas están bien financiadas. Aunque mis hijos ya crecieron, he mantenido mi compromiso de fomentar un sistema de educación pública sólido – desde pre-escolar hasta la universidad – que esté al alcance de todos los estudiantes, sin importar de dónde vienen y de sus habilidades, dando una educación integral que los ayude a lograr su mayor potencial y los prepare para el futuro. Como legisladora estatal recibí muchas quejas de estudiantes, profesores y padres de familia sobre la necesidad de reducir la importancia de los exámenes y pruebas y de la necesidad de reemplazar los exámenes por una educación integral. Como legisladora estatal, trabajé muy duro para lidiar con éstas preocupaciones, y me dí cuenta que la clave fue acabar con las políticas federales engañosas de No Child Left Behind (Ningún Niño se Queda Atrás).

Éstos temas estuvieron entre mis principales prioridades cuando me lancé a la candidatura al Congreso hace más de cinco años. En el Congreso, he trabajado mucho para llegar a mi puesto en el Comité de Educación y Fuerza Laboral. Desde mi posición en ese Comité me he enfocado en lograr incrementar el acceso a la educación temprana para niños pequeños, carreras y educación técnica, educación en el arte, universidades accesibles en costo, y en expandir los programas de nutrición infantil.

Pudimos lograr los cambios más significativos con nuestro esfuerzo por re-autorizar la Ley de Educación Primaria y Secundaria (Elementary and Secondary Education Act ESEA, por sus siglas en inglés) en el 2015.

ESEA ha sido central para la educación pública desde mediados de los años 1960s cuando fue aprobada para lograr crear equidad en la educación pública como parte de “La Guerra Contra la Pobreza” del Presidente Lyndon Johnson. El dinero indicado en el Titulo que va destinado a escuelas con concentración de estudiantes de bajos recursos es vital para ese esfuerzo.

Durante el gobierno del Presidente George W. Bush, ESEA se convirtió en No Child Left Behind (Ningún Niño se Queda Atrás). Desafortunadamente esta ley pone énfasis en las calificaciones, impone etiquetas que castigan a las escuelas que no suben suficientemente sus calificaciones, y prescriben intervenciones del tipo “talla única para todos” que han perturbado a escuelas y comunidades. Mientras los estados y los distritos escolares se preocupaban por lograr buenas calificaciones para conseguir el financiamiento que necesitan, añadieron varias capas de exámenes para preparar a los estudiantes para que tomen exámenes federales. Vimos un cambio negativo en la educación integral, el cual resultó en la eliminación de clases como arte, música y educación física. En las preparaciones para las sesiones de Comité del 2015 trabajé lado a lado con mis colegas en el Congreso y en Senado para recuperar ESEA. Fue un gran honor el lograr tener un sitio en las conferencias conjuntas del comité, el cual tenía la tarea de escribir el Every Student Succeeeds Act (Ley Cada Estudiante es Exitoso, ESSA por sus siglas en inglés), en cuya versión final se incluyen provisiones de la Ley SMART que propuse, la cual llevará a menos y mejores evaluaciones, y mis enmiendas para fomentar STEAM, la integración de arte y diseño en STEM.

Fue muy emocionante estar junto al Presidente Obama cuando firmo la Ley ESSA, y espero poder trabajar estrechamente con líderes educadores estatales en la implementación de ESSA.

ESSA constituye un paso importante hacia la dirección adecuada en educación, pero aun falta mucho por hacer para fortalecer la educación pública e incrementar el acceso a la educación superior. Continuaré trabajando en:

Proteger los derechos reproductivos de las mujeres y mejorar el acceso al cuidado de la salud reproductiva.

Esta es una prioridad simple. Los políticos no deben ser quienes tomen decisiones sobre la salud particular de las mujeres. Los ciudadanos de Oregon siempre contarán conmigo para defender los derechos reproductivos y trabajar para incrementar el acceso a la planificación familiar y a los servicios de salud para todas las mujeres, particularmente para las mujeres de bajos recursos y aquellas que tienen barreras geográficas.

Lamentablemente, bajo la administración actual, los Republicanos del Congreso se han empeñado a quitar derechos reproductivos a las mujeres, quitar el financiamiento de Planned Parenthood, y bloquear el acceso a los servicios de salud. Se niegan a reconocer que el acceso a métodos anticonceptivos y al cuidado de la salud reproductiva constituyen pruebas en la reducción de costos de salud a los individuos y al sistema de salud en general, además de reducir el número de embarazos no deseados y de abortos.

Durante mi mandato en el Congreso he luchado en contra de cada uno de los esfuerzos de revertir Roe vs. Wade o de quitar el financiamiento a Planned Parenthood. Estoy increíblemente honrada de haber recibido el apoyo de la Fundación de Planned Parenthood y de haber ganado el premio Marilyn Epstein de Defensa de Planned Parenthood de Oregon en 2016.

Confrontar el Cambio Climático y la Creación de una Economía de Energía Renovable

A pesar de lo que algunas personas de la nueva administración podrían decir, se ha establecido claramente que la actividad humana contribuye al cambio climático. El calentamiento y los eventos climáticos extremos se han convertido crecientemente en una amenaza al medio ambiente y a nuestra economía, el Congreso está demasiado atrasado en tomar acciones significativas que confronten y creen una economía de energía limpia.

Tengo un historial sólido trabajando en la reducción de las emisiones de gas invernadero y de la dependencia de combustibles fósiles apoyando la legislación que creó el Portafolio Estandar Renovable de Oregon (RPS, Renewable Portfolio Standard, por sus siglas en inglés) cuando estuve en el congreso estatal de Oregon. Bajo RPS, las compañías de servicios más grandes de Oregon darán el 25 por ciento de su electricidad proveniente de recursos renovables para el año 2025. Adicionalmente, apoyo el incremento de recursos para la asistencia en acondicionamiento climático para incrementar la eficiencia energética de los hogares, así como los programas estatales de energía que financian proyectos de energía eficientes en hospitales y escuelas para conservar la energía y ahorrar dinero en el pago de servicios públicos.

Como la demócrata de más alto rango en el Subcomité de Medio Ambiente, y del Comité de Ciencia, Espacio y Tecnología, con regularidad me enfrento a la Agencia de Protección Ambiental, y voy en contra de las políticas que dañan el medio ambiente. Continuamente me esfuerzo por aclarar las afirmaciones sobre la ciencia climática e insto a mis colegas a que tomen acciones para proteger nuestros recursos naturales de los efectos del cambio climático. Estoy orgullosa de ser miembro perteneciente al Grupo Bipartidario de Soluciones Climáticas. Oregon a sido un estado líder en la creación de empleos al mismo tiempo que de protección al medio ambiente. Invertir en energía limpia y renovable continuará creando empleos, controlando el cambio climático y reduciendo nuestra dependencia en combustibles fósiles extranjeros.

Como tu representante en el Congreso de los Estados Unidos, continuaré con la lucha para lidiar de manera significativa con el cambio climático, defendiendo nuestro planeta para las generaciones que vienen – y en detener los retrocesos que ya se hicieron para controlar el cambio climático.

Luchar por los Americanos adultos mayores

Durante sus vidas, los adultos mayores han contribuido significativamente a la calidad de vida de nuestras comunidades. Como hija de padres que están envejeciendo tengo experiencia personal comprendiendo los desafíos que los Americanos mayores enfrentan, y comprendiendo la importancia de mantener la mayor independencia posible mientras vamos envejeciendo. Todas las personas merecen vivir con dignidad y respeto cuando envejecen, y es por eso que las jubilaciones seguras y los beneficios adquiridos como el Seguro Social son tan importantes. Me he pasado gran parte de mi vida adulta luchando por los adultos mayores, y no voy a parar ahora.

Como legisladora estatal lideré el Proyecto Independencia de Oregon, el cual provee de cuidado para adultos mayores en sus casas. En el Congreso he impulsado dirigiendo la ley que se adecua a los tiempos y que se aprobó, llamada Ley de los Americanos Adultos Mayores, la cual otorga apoyo y ayuda a los mayores dándoles financiamiento para Comidas sobre Ruedas, centros comunitarios y protegiendo a los mayores de los abusos.

También me opuse rotundamente a los intentos miopes que buscaban privatizar la Seguridad Social y terminar con Medicare así como lo conocemos, el cual impondría costos de miles de dólares extra para los mayores. También he sido muy diligente apoyando a quienes reciben la Seguridad Social logrando ajustes adecuados a los costos de vida, de manera que los pagos que reciben puedan alcanzarles para cubrir los costos crecientes de vivienda, medicinas y otras necesidades básicas.

Existen muchas propuestas para mantener el Fondo de Seguridad Social solvente, incluyendo el incremento de los pagos máximos por contribuciones a la Seguridad Social. Apoyo éste tipo de propuestas en vez de aquellas que buscan incrementar la edad en la cual las personas califican para poder recibir estos beneficios. Estoy orgullosa de ser una de las personas que propuso la Ley 2100 de Seguridad Social, la cual puso al día de manera comprehensiva la Seguridad Social incrementando los beneficios para aquellos que ya reciben los beneficios, incrementando los ajustes al costo de vida (COLA, Cost of Living Adjustment por sus siglas en inglés) que reciben los adultos mayores al adoptar la fórmula CPI-E, y dando, a más de 10 millones de Americanos que reciben los beneficios de exenciones tributarias, incrementos del umbral de dichas exenciones tanto a individuos como a quienes pagan impuestos conjuntamente. Esta ley hará que el Fondo de Seguridad Social sea completamente solvente por los próximos 75 años.

Recuperar las Protecciones al Consumidor y la Confianza del Consumidor

Las leyes de protección al consumidor sólidas y justas ayudan a que los dólares ganados con esfuerzo se queden en los bolsillos de los consumidores. También son leyes que nivelan la competencia entre empresas. La mayor parte de las empresas se rigen bajo las reglas existentes, y aquellas que no lo hacen no deberían tener ventajas competitivas al hacer representaciones engañosas o realizar prácticas inescrupulosas.

He pasado mi carrera luchando por los derechos de los consumidores y de las pequeñas empresas, primero en Ayuda Legal , después como abogada en la Comisión de Comercio Federal y en mi práctica privada, en la legislatura del estado de Oregon donde serví como Directora del Comité de Protección al Consumidor, y ahora como miembro del Congreso. He luchando en contra de las empresas financieras que se dedican a realizar préstamos abusivos y otras prácticas injustas, he impulsado medidas severas en contra de prestamistas usureros, he luchado en contra de compañías que daban hipotecas y sacaban ventaja de los propietarios de viviendas, y he protegido a los adultos mayores de compañías de seguros que buscaban sacar ventaja de ellos.

Como miembro del Congreso, he trabajado para que los estudiantes que se hacen prestamos educativos entiendan las condiciones de los préstamos que se les ofrecen para que no les saquen ventaja, para fortalecer las regulaciones que protegen el abuso a los adultos mayores, y cerrando los vacíos legales que permiten que los prestamistas usureros escapen a las leyes estatales al poner a la venta productos por intern